top of page
  • Foto del escritorAdmin

Día Mundial de Concientización del Autismo. 2 de Abril.

El Día Mundial de Concientización sobre el autismo se celebra el 2 de abril. Fue creado para poner de relieve la necesidad de contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo, para que puedan llevar una vida plena y gratificante como parte integrante de la sociedad.



Son bebés y niños, con una manera diferente de ver todo lo que los rodea. Tienen dificultad para integrar la información sensorial discriminada y necesitan una protección especial ante el mundo exterior.



Estímulos sonoros, o luminosos externos pueden sobrecargar el medio ambiente sensorial del niño. Por ejemplo: el tráfico en la calle, un objeto que los roza al azar, ruidos fuertes de algo que cae, una luz encendida que da directo a ellos, etc.

Para estos niños, salir al exterior, puede ser especialmente difícil debido a la carga sensorial en el medio ambiente.


Los beneficios del porteo


Para todos los bebés, el contacto físico con la madre, mantenido en los primeros años de su crianza es algo esencial. Es lo que TODOS los bebes, esperan de forma innata al nacer. Están biológicamente preparados para eso.


Somos conscientes de que el ser humano trae una programación genética que no ha cambiado tanto como lo han hecho las costumbres socioculturales. Atendiendo a nuestra biología, vemos que las verdaderas necesidades (motoras y sensoriales) de un bebé se satisfacen de forma sorprendentemente sencillas: TACTO (piel con piel) y MOVIMIENTO.



Pero en el caso de bebés y niños con TEA, además de los beneficios fisiológicos y neurológicos, se benefician también de la unión de los sistemas sensoriales, propioceptivos y vestibulares.


Mediante el porteo les ofrecemos un espacio tranquilo y seguro, protegido ante los estímulos que pueden ser excesivos para su comprensión y lógica.


Poder portear a tu bebé durante las salidas al exterior, o durante gran parte del día, sin tener una sobrecarga física para el porteador (sea mamá, papá o cuidador), puede hacer que el día a día sea más fácil de manejar, integrándolo en las actividades habituales de forma respetuosa para todos.


Mantener a tu hijo cerca va a permitirte controlar o atenuar la entrada del mundo sensorial de tu hijo. Por ejemplo a través del uso de la capucha de un MEI TAI, puedes ayudarlo a bloquear estímulos visuales.

La capucha también se puede utilizar para evitar la interacción social no deseada, que puede causar angustia para algunos niños con TEA.

Este modelo de portabebé, soporta hasta 22 kg o 4 años, por lo que está pensado para toda la primera etapa de vida.


La presión táctil creada por el uso de un portabebé puede ayudar al bebé o niño, a relajar el sistema nervioso central, y relajarse.



No es solamente una ayuda física, sino que en el caso de los bebés con espectro autista, es una ayuda neurológica y psicológica de apoyo y sostén.

Es una herramienta potente para ayudar a las mamás y papás.


¿Pero a los bebés con autismo les gusta el contacto físico?


Existe la creencia de que los niños con autismo rehúyen el contacto físico. Esa creencia (como muchas otras) forma parte de los mitos del autismo.

Se los llama mitos, porque justamente no son ciertos.

Habrá niños a los que no les guste ser porteados, pero no sucede necesariamente por estar dentro del espectro del autismo. También hay niños neurotípicos a los que no les gusta ser porteados. Son pocos, pero sucede.


La realidad es que un niño con autismo, incapaz de percibir el peligro, incapaz de prestar atención al entorno que le rodea, saturado de estímulos, incapaz de comunicarse contigo, con un perfil sensorial mixto en el que a menudo necesita presión corporal para sentirse bien: donde mejor está, es en un portabebé con su madre o con su padre bien apretadito y contenido.



Posición anticipatoria y TEA.


El bebé habitualmente tiene una posición de nacimiento que se llama Flexus Habitus.

A medida que el bebé crece y su desarrollo motor evoluciona, es decir, pasa de reflejos involuntarios a reflejos voluntarios, se produce muy rápidamente un ajuste motor anticipatorio.

Es decir: cuando agarramos al bebé, éste reacciona mediante la tensión facial, una actitud de encogimiento de hombros, una flexión de rodillas y elevación de la cadera, como cuando se lo coloca sobre una superficie plana.


Imagen con bebé normotípico en posición acostado en superficie. Evelin Kirkilionis de "El bebé quiere ser porteado"


Este reflejo normal de los bebés humanos, viene también de la expectativa del porteo ya que tenemos una tradición de criar y llevar a los bebés en brazos, durante mas de 50 millones de años.


Sin embargo, cuando se trata de bebés con TEA, es altamente significativo, que en estudios médicos, se haya visto como signo de alarma, que los bebés no tuvieran este reflejo innato.


¿Qué hago si noto esto en mi bebé?


Si sientes que algo está pasando, si estás ante un signo de alarma sea éste u otro, es necesario que realices la consulta con su pediatra o neonatólogo que sabrá derivarte a los profesionales especialistas.

Como mamá y papá, somos habitualmente los primeros en empezar a notar estos signos, incluso meses antes de que los profesionales a veces puedan notarlos por su cuenta. Ya que observamos constantemente a nuestros bebes y estamos conectados con ellos.


No dejes de portear, sigue llevándolo en brazos, ya que asi lo preservas en el entorno más adecuado para tu bebé.


Si estás en Argentina, te dejamos varias páginas de centros que pueden ayudarte a obtener más información:










Comments


bottom of page